viernes, 20 de abril de 2012

Conferencia "Modelos matemáticos para el tránsito vehicular"

Apenas leyendo "How Math Explains the World" encontré un comentario sobre la forma de hacer matemáticas actualmente. Según el libro para obtener modelos matemáticos primero se deben recolectar datos, después de estudiarlos proponer un modelo y finalmente demostrarlo analíticamente. En la conferencia del viernes pasado, "Modelos matemáticos para el tránsito vehicular", quedó clara la necesidad de contar con datos consistentes al objeto de estudio, pues la doctora encargada de la conferencia exponía como en su trabajo sobre el tránsito utiliza información de otros países. Sería interesante saber en que medida esto afecta al aplicar los resultados a la realidad.

Cambiando de tema, me parece que el verdadero fondo de las investigaciones en esta rama es el comportamiento humano cuando las personas están sentadas con un volante enfrente. Uno de los acercamientos al tránsito es estu`iarlo en "células" consistenpes en un auto y su conductor, entonces puede considerarse a cada una como poseedora de consciencia propia. Para mi sorpresa este factor humano aparecía en las fórmulas de diferentes métodos pues se mencionaron variables representativas de algunas características de los conductores, como su "sensibilidad" ante los cambios de velocidad de otros coches o la "velocidad deseada" por un conductor, diferente a la velocidad que circula en determinado momento.

Algo interesante fue conocer que el tránsito puede ser estudiado desde tres niveles, micro, macro e intermedio. Micro cuando se toma a los automóviles como entidades independientes y macro al estudiarse las características de todo el tránsito, como si fuera un fluido, con densidad y velocidad. En esta última aproximación -supongo- se "omiten" las pequeñas particularidades de cada automovilista, o mejor dicho, quedan incluidas en el comportamiento del fluido porque este es resultado de la suma de todos los comportamientos individuales.

Algo a destacar fue el enfoque de los ejemplos, pues en todos se buscaba alcanzar una velocidad máxima (hacer más veloz el fluido), y lo entiendo pues es el problema más sensiblbe en este campo (los autos van más lentos conforme su cantidad aumenta). Sin embargo, otro punto de vista podría tomar en cuenta la distancia mínima entre automóviles, enfatizando la seguridad, porque por las variables que explicó la ponente cuando desglosaba cada ecuación la distancia mínima segura no apareció por ningún lado. Entiendo que dicha distancia depende de la velocidad, pero no por eso viene dada automáticamente. Solo cuando se habló de densidad y la saturación de una carretera se mencionó la distancia entre vehículos.

Es un campo de estudio relativamente nuevo, cuyas teorías puntales tienen menos de ochenta años. Quizás debido a esto no alcanzo a vislumbrar verdaderas aplicaciones fuera de modificar la red de carreteras. Sobre los reglamentos de tránsito me parece que estos estudios todavía están en pañales para verdaderamente ayudar a diseñarlos, pues nosotros como sociedad no tenemos la cultura requerida para comportarnos ni siquiera de acuerdo al reglamento vigente, y ni apuntar a las condiciones de nuestras vías de comunicación, que imposibilitan en muchas ocasiones un tránsito adecuado.



No hay comentarios:

Publicar un comentario